Sin duda, el mundo post cuarentena cambiará el comportamiento del consumidor en las operaciones, especialmente en el mercado físico. Las orientaciones de aislamiento social llevaron a la población a buscar nuevas tecnologías ya tener una percepción y experiencia de consumo fuera de lo común en algunos casos.

La forma tradicional de consumo en las tiendas físicas termina naturalmente dando como resultado ambientes compartidos y contacto con otros clientes y empleados de la tienda, que luego del escenario pandémico pueden convertirse en un punto de inseguridad. Así, la forma de venta minorista física puede sufrir cambios para adaptarse a la realidad del consumo con restricciones físicas, desde el enfoque del cliente que ingresa a la tienda a comprar, la propia venta, la atención al cliente, entre otras acciones.

La tecnología, que fue un gran aliado durante el período de encierro, estará más presente en la experiencia de compra física minorista, así como las tiendas blindarán su operación online para minimizar otra gran crisis como la que estamos viviendo actualmente.

Brindar al consumidor la posibilidad de autoservicio en cualquier tienda física asegurará una ventaja competitiva para las tiendas que se adapten. Pero para ello, es necesario que la experiencia de compra se realice a través de una herramienta sencilla, eficaz y que esté en manos de todas las personas. Como ejemplo de herramienta para ayudar en esta nueva forma de operar, tenemos el Scan Shop, desarrollado por Agência N1.

Scan Shop permite a los consumidores, mientras están en la tienda física, acceder al sitio web de la tienda en una URL específica a través de su teléfono celular y habilitar la herramienta. No es necesario que descargue una aplicación, ya que la herramienta ya está lista para usar dentro del sitio web. Simplemente escanee el código de barras del producto deseado y agréguelo al carrito de compras. También existe la posibilidad de utilizar QR Code.

De esta forma, los consumidores podrán ver en la palma de su mano los plazos de pago disponibles, métodos de entrega con plazos, precios, información técnica, además de los beneficios que se destacan a continuación:

  • Comodidad: Opción de llevar el producto o recibirlo en casa;
  • Higiene: Evite el contacto con productos y objetos como tarjetas de crédito y efectivo;
  • Inventario: La mezcla de productos será mucho mayor, ya que la operación puede trabajar con el inventario de la tienda y todo el centro de distribución, evitando que se agote un producto de interés del cliente.

Además de ser una aplicación fácil de usar para el consumidor, Scan Shop utiliza el código EAN o código de referencia SKU ya registrado en la plataforma de comercio electrónico, lo que facilita la integración para el comerciante.

Destacamos que este tipo de funcionalidad no restringe el importante rol del vendedor de la tienda, mucho menos competir con las franquicias, ya que la tienda puede aplicar un sistema de comisionamiento vinculado a la funcionalidad para involucrar cada vez más a los usuarios para que utilicen la tecnología a su favor.

¿Interesado en Scan Shop? ¡Contáctenos para más información!